Abogado de Accidente de Avión Nueva York

A menudo se dice que el tomar un avión es más seguro que viajar en un coche. No importa cuánta certeza usted reciba, sin embargo, el hecho es que mientras que los accidentes de avión son relativamente raros, son casi siempre fatales. Cuando ocurre un accidente, los sobrevivientes o sus familiares necesitarán un abogado de accidente de avión en Nueva York para que pueda ayudarles a recibir una indemnización.

Vuelos Comerciales y Aviones Privados

La mayoría de los accidentes aéreos que salen en las noticias nacionales implican aviones comerciales. De hecho, los accidentes aéreos privados son mucho más comunes. Un accidente altamente publicitado involucró  a el pitcher de los New York Yankees, Cory Lidle, quien con su instructor de vuelo, perdió la vida cuando su Cirrus se estrelló contra un rascacielos de Manhattan. La familia de Lidle demandó al fabricante del avión por su diseño inadecuado, mientras que las personas que sufrieron daños a sus propiedades demandaron la aseguradora de Lidle. En última instancia, los tribunales determinaron que un error del piloto fue la causa del accidente, y se llegó a un acuerdo de $ 2 millones entre la aseguradora y los demandantes.

Este caso ilustra muy bien las trágicas consecuencias de una de las causas más comunes de accidentes aéreos – un error del piloto – y cómo las demandas pueden llegar a ser complejas. La Autoridad Federal de Aviación (FAA) se le da la potested de investigar a fondo todos los accidentes aéreos fatales, pero debido a limitaciones financieras o motivación política, muchos accidentes aéreos pequeños  sólo reciben revisión superficial. Entonces  por medio de un abogado para accidentes de avión en Nueva York un cliente puede obtener el beneficio de una investigación más completa.

¿Qué causa los accidentes comerciales?

Una encuesta realizada en 2006 concluyó que el 51% de los accidentes de aerolíneas comerciales se deben a un error del piloto, con una falla mecánica (21%), el tiempo (11%), y el error del controlador de tránsito aéreo (8%), cual representan la mayoría de los demás. Cabe señalar, sin embargo, que no todos los accidentes de avión implican choques. Muchos pasajeros resultan lesionados cuando hay turbulencia y el avión pierde altura o carros de servicio pueden tropezar a un individuo que regresa a su asiento, tirándolo al suelo, un asistente de vuelo puede derramar café caliente algún pasajero y, además, descensos repentinos y aterrizajes forzosos pueden causar lesiones descompresión , huesos rotos y lesiones en la espalda, la cabeza y el cuello.